Recibiendo un Masaje - Impresiones de un Amigo y Cliente

Tomás Carot, cliente y amigo, nos regala este relato de su experiencia y vivencia en una sesión de masaje con Maite B.

"Más que un masaje, se trata de un viaje. Primero debe hacerse la iniciación, que no es más que un cierto aprendizaje, para luego poder sentir.
Es un aprendizaje a entregarse. A dejar recibir. A escuchar el cuerpo, sentir todas sus partes y articulaciones.

Abrirte al fluir de unos dedos mágicos y profesionales que se pasearán por los músculos con sutil habilidad especializada.

Dejarse envolver por el ambiente: la calidez de la tela sobre el cuerpo desnudo, que recibe el olor de los perfumes ligeros que ayudan a abstraerte a la vez que centrarte. La música, que con su discurso ayuda a aflojar músculos, relajar tensiones, desconectar con la cotidianidad profana del trabajo y la calle.

Dejarte llevar por la secuencia de hechos que tendrán lugar, abstraído de todo, menos de ti mismo, cuando realmente consigues sintonizar. Entonces es cuando llega el momento de ...
Sentir. Cuántas partes del cuerpo ignoramos!, y eso que convivimos desde el inicio de nuestra vida. A menudo sólo notamos aquellas partes doloridas, cuando forzamos prácticas poco naturales o trastocamos algunas de sus funciones.

Desde el cuello, experimentando la cabeza suspendida entre unas manos hábiles y seguras que con firmeza pero suavidad nos hacen descubrir las articulaciones y el placer del movimiento entre el tronco y la nuca; los hombros y la espalda, el pecho, los brazos (por la parte de fuera, hasta abajo; subiendo de nuevo hasta el hombro, por la parte del interior), las manos (el dorso y la palma) y cada uno de los dedos. .. El tórax y abdomen, con delicadeza.

Las extremidades inferiores, las rodillas y hasta los pies, pasando por las articulaciones, repitiendo la secuencia ritual de subir por la parte interior hasta la ingle y bajando por fuera. En los pies, deslizándose por el empeine hasta los dedos (que se estiran uno a uno, forzando tanto la separación entre ellos como la rotación y la articulación arriba y abajo), tensionando y distensionando... y la planta, preludio de lo que vendrá, tras la media vuelta para cambiar a posición prono (boca abajo, si se quiere, con la cara al vacío, gracias el que tiene el diseño de la camilla).

El dorso del cuerpo se convierte en una pista sensorial inconmensurable: las manos sabias aterrizan desde los hombros y el cuello hasta las nalgas, paseando por toda la columna vertebral y provocando un alivio que experimentas en los riñones al pasar por la zona lumbar .. es indescriptible, se debe experimentar cómo esta sutileza afloja y relaja todo el cuerpo.

Las piernas, hasta los pies, dedos y plantas, sin cosquillas si realmente has decidido hacer el viaje y entregarte a vivir la experiencia, soltando todas las tensiones y fluyendo entre el olor, la música y la aceite que te embadurna una piel, ahora agradecida.

La delicadeza de Maite genera una conexión gratificante. Cuando se termina la sesión, tomas consciencia de la relatividad de todo. El mundo ha seguido girando y el reloj ha dado una vuelta más, pero la hora pasada no se corresponde a tu percepción cronológica del tiempo pasado realmente.
El relax, que transporta, también te da conciencia de una nueva dimensión de gratitud: con tu cuerpo y hacia la persona que ha invertido en ti el tiempo, y te ha ofrecido el trabajo manual y artesano para obtener estos beneficios, que irás descubriendo en el curso de las horas, incluso los días si observas atentamente.

Muchas conclusiones sacas, ahora desde una nueva perspectiva: el descubrimiento de una nueva necesidad, dentro del marco de cuidar nuestro cuerpo: el regalo periódico de estas manos que, a partir de ahora, deberemos incluir en nuestras vidas de una forma regular, y la gratitud hacia la persona que durante una hora nos ha ayudado a volar, deslizándose con sabiduría sus manos por toda nuestra piel.
Un regalo. Un placer, que debe experimentarse... o regalar".

Tomás Carot
Director de "Premsa i Comunicació"
www.infocamp.cat

Recapitulando... agradecemos a Tomás y a todos nuestros clientes que confían y se entregan. Nosotros también estamos agradecidos por realizar esta tarea que tanto amamos.

¡Pide tu cita ahora, no te arrepentirás!

--
Maite B.
-Doula y Terapias-
Masajista • Terapeuta • Doula
662026783
hola@maiteb.com
www.maiteb.com

- Al servicio de tu bienestar -


Subido hace... Más de 4 meses

Visitas blog
00225

Comparte en